Cinco cosas que puedes hacer mientras practicas sexo oral

Hay algo innegablemente embriagante en eso de darle placer a tu chico y que notes como sus piernas pierden el control. Pero seamos realistas, por mucho que veamos a nuestra pareja entusiasmada con tanta felicidad, en ocasiones necesitamos mantener nuestra mente ocupada mientras la boca está en plena acción. Aquí tienes cinco cosas que puedes hacer mientras haces sexo oral:

1. Utilizar la lengua para hacer juegos de palabras. Deletrea la primera palabra que te venga a la cabeza y verás lo rápida que eres buscando otra palabra que empiece por la última letra de la anterior. Y mientras él está llegando…tú habrás mejorado tu vocabulario ¡y tu resistencia!

2. Saca el músico que hay en ti. Imagina que has ido a pasear y que suena una melodía en el aire. Imagina cada nota. Y para conseguir puntos extras en el juego, intenta recordar la letra de esa canción.

3. Pon en práctica la respiración que aprendiste en yoga. Si te centras en inspirar y expirar, tendrás la mente ocupada mientras mueves tu lengua a través de los saludos al sol. Lo puedes lograr aún teniendo la boca ocupada por unos minutos. Namasté.

4. Adivina qué testículo es más grande. Practicar sexo oral con tu chico a menudo es cuestión de ponerse manos a la obra. Utilizalas para ver si eres capaz de detectar las diferencias entre sus (aparentemente idénticas) bolas.

5. Imagínate en situaciones inverosímeles. Déjate llevar por la imaginación y busca una idea, aunque sea disparatada, que te abstraiga de la situación. Por ejemplo, corriendo en pijama y tacones por el parque. 

6. A ver cuánto tiempo aguantas sin que se cuele un pelo púbico en tu boca.  Cuando empiezas, no hay nada que te pare…hasta que notas ese hilo entre tus dientes. Si esto sucede, vuelve a comenzar hasta que él llegue a la meta. Después es tan simple como decirle que es el momento de que te devuelva el favor.