Como capturar tu lado mas sensual

La sensualidad o la capacidad de atracción de las personas, sea ésta a nivel físico o emocional, es todo un reto a nivel visual. No es fácil retratar algo que se basa en los sentidos, que busca conmovernos o hacernos sentir de una forma explícita pero a la vez sutil, elegante y a la vez natural, dulce pero no inocente.

La sensualidad no es fácil de retratar, porque es la suma de muchas cosas, de muchos ingredientes en sus proporciones adecuadas. Porque un poco demasiado de aquí o un poco demasiado de allá, convierte una fotografía sensual en otra cosa. La línea entre lo sensual y lo grotesco o lo sexual es a veces muy muy fina  Es cuestión de buen gusto y de saber establecer los límites necesarios. Ah, y por supuesto, es cuestión de práctica, de prueba-error; y de inspiración. La primera la dejamos en sus manos, la segunda se las servimos hoy con algunas imágenes que esperamos sean inspiradoras 

1. Elegancia y sensualidad

Nunca hay que olvidar que las fotografías sensuales deben ser elegantes y sugerentes. Mantenerte en estos principios te mantendrá “a salvo” de caer en imágenes de otros estilos.

 

2. La mirada

Ya sabes aquello de que la mirada es el espejo del alma. Si pretendes transmitir sensualidad, tu  debes sentirte confiada, segura y tranquila. Así tu mirada transmitirá esa seguridad que muchas veces asociamos a las personas bellas, que a su vez asociamos más fácilmente a la sensualidad.

 

3. La pose

Una postura relajada y natural suele ser lo más aconsejable para este tipo de fotografías, aunque en la variedad está el gusto. En el momento de elección de las poses, es muy importante no olvidar que hay una línea muy fina entre sensual y sexual, ojo con lo que buscas mostrar.

 

4. Detalles

Jugar con los detalles más sensuales de tu cuerpo que estás retratando suele dar muy buenos resultados. Es parte misma de la esencia de la sensualidad, sugerir más que mostrar, jugar con determinadas zonas o encuadres atrevidos, que dejen entrever sin enseñar, que sugieran sin ser excesivamente explícitos.

 

5. Blanco y negro

Y no podemos hablar de elegancia sin incluir alguna imagen en blanco y negro, ¿no creen? Por supuesto no es obligatorio, pero sí aconsejable que alguna de ella la hagas pensando en blanco y negro, elegante y sensual donde los haya

 

6. No distingue sexo

Si bien es cierto que la sensualidad suele asociarse más a la feminidad que a la masculinidad, y que solemos encontrar muchas más imágenes femeninas que masculinas, eso no significa ni mucho menos que el género tu pareja o amigo quede “apartado” de este tipo de imágenes, es  mas las alentamos a que los inviten para este momento ya que se puede prestar para una velada muy interesante.

7. Esfuérzate por crear una buena atmósfera

Para obtener imágenes espontáneas es esencial que rompas el hielo, que consigas sentirte relajada y confiada. Una imagen forzada se percibe fácilmente y hace que pierda toda sensualidad posible.

 

8. Utiliza complementos

Lencería, zapatos de tacón, collares, camisas, y todo aquello con lo que te sientas cómoda y libre en tu “papel sensual” te ayudará a expresarte en la imagen.

 

9. Simbología

No sólo percibimos la sensualidad a través de un cuerpo, también lo podemos hacer a través de símbolos que nos inspiren sensualidad.

 

10. Iluminación

La forma en la que iluminamos una imagen es esencial porque hace que una misma imagen transmita sensaciones completamente diferentes simplemente cambiando el ángulo de la luzy el tipo de iluminación.

Con estas recomendaciones te alentamos a que te enloquezcas con tu propia sesión de fotos y captures tu lado más sensual para la posteridad, atrévete a romper el tabú.